Make your own free website on Tripod.com
LA LUZ SOLAR

GENESIS 1:14-18
 

My Life Today, pág. 138

Solamente unos pocos se dan cuenta de que para disfrutar de salud y alegría deben recibir una abundancia de luz solar, aire puro y ejercicio fisico. Compadecemos a los niñitos que son confinados dentro de la casa cuando el sol está gloriosamente brillando a fuera. Vestid a vuestros niños cómoda y apropiadamente ... Entonces dejadles al aire libre y a vivir para disfrutar de salud y felicidad. La brizna de hierba, pálida y enfermiza que ha luchado para sobrevivir el frio del comienzo de la primavera, adquiere el profundo verdor natural después de disfrutar por algunos días de los saludables y vivificantes rayos del sol. Salid a la luz y al calor del glorioso sol... y compartid con la vegetacion sus propiedades tonificantes y saludables.

La Temperancia, página 140

Los que trabajan al aire libre sentiran menos, daño del uso de la carne que los que tienen hábitos sedentarios, porque el sol y el aire son una gran ayuda para la digestión, y hacen mucho para contrarrestar los efectos de los hábitos equivocados de comer y beber.
 

Medical Ministry, póg. 230.

En relación con lo que podemos hacer por nosotros mismos: Hay un punto que requiere seria y cuidadosa atención. Debo familiarizarme conmigo misma. Y siempre estar aprendiendo cómo cuidar de este edificio, que es el cuerpo que Dios me ha dado, para preservarlo en la mejor condición de salud. Debo comer aquellas cosas que me proporcionaran el mayor beneficio fisico, y prestar especial cuidado a mi ropa de manera que pueda obtener una saludable circulación de la sangre. No debo privarme del ejercicio y el aire. Debo recibir la luz solar que sea posible obtener. Es mi deber adquirir sabiduría para ser un fiel guardián de mi cuerpo.
 

Sons and Daughters of God, pág. 171.

Si los jovenes y las señoritas han de crecer hasta alcanzar la plena estatura de Jesucristo, deben tratarse a si mismos inteligentemente... Los hábitos malsanos de todo tipo, las horas tardíás por la noche, el levantarse tarde en la mañana, el comer a prisa han de ser vencidos. Masticad bien vuestra comida. No ha de comerse aprisa. Tened vuestra habitación bien ventilada de dia y de noche, y ejercitad una labor fisica útil... Usando vuestras facultades hasta su grado máximo en la labor más útil, manteniendo cada órgano saludable, preservando cada órgano de tal manera que la mente, los tendones y los músculos pueden trabajar armoniosamente, podemos rendirle el servicio más precioso a Dios.
 

My Life Today, pág. 138.

Cuando Dios hizo nuestro mundo, y las tinieblas estaban sobre la faz del abismo, el dijo: Sea la luz, y fue la luz, Y Dios vio que la luz era buena. Deberiamos cerrar nuestras casas, y excluir de ellas la luz, la cual Dios ha llamado buena?.
 

Testimonies, tomo 5, pág. 312.

Cuán maravillosamente, con cuanta hermosura ha sido diseñado todo en la naturaleza. Por doquiera vemos la perfecta obra del Artista Maestro. Los cielos cuentan su gloria; y la tierra, que ha sido formada para la felicidad del hambre, nos habla de su amor incomparable. Su superficie no es una planicie monotona, sino que antiguas y grandiosas montañas se elevan para proporcionar variedad al paisaje. Hay arroyos brilllantes y valles fértiles, hermosos lagos, amplios rios, y el ilimitado océano. Dios envia el rocío y la lluvia para refrescar la tierra sedienta. Las brisas, que promueven la salud al purificar y refrescar la atmósfera, están controladas por su sabiduria. El ha colocado el sol en los cielos para marcar los periodos del día y la noche, y por medio de sus rayos vivificantes, este da luz y calor a la tierra, haciendo que crezca la vegetacion.
 

El Evangelismo,pgs. 472 - 473

Hay gente... que se opone tenazmente al orden y la disciplina. Se quedan en cama durante algunas horas de la mañana, cuando todos debieran estar en actividad. Queman el aceite de la media noche y dependen de luz artificial para que ocupe el lugar de la luz que la naturaleza ha provisto en horas oportunas... Así es como duermen profundamente cuando debieran estar despiertos con la naturaleza y las avecillas que se levantan temprano. Así se interrumpen los preciosos hábitos de orden, y los momentos perdidos en la mañana temprano alteran el ritmo de las cosas durante todo el día nuestro Dios es un Dios de orden y él desea que sus hijos estén dispuestos a ubicarse dendro del orden y bajo su disciplina No seria mejor, por lo tanto, romper este hábito de convertir la noche en día y las frescas horas de la mañana en noche?.
 

Healthful Living pag. 229

El aire confinado de habitaciones sin vertilacion nos sale al encuentro con los olores del moho y la humedad, y de las impurezas exhaladas por sus habitantes...Las emanaciones de las habitaciones y la ropa humedas y enmohecidas son venenosas para el sistema... Si todos apreciaran la luz del sol, y expusieran cada articulo de ropa a la accion purificadora y el poder secador de sus rayos, se prevendrian el moho y los hongos... Esa es la unica forma como las habitaciones pueden ser preservadas de impurezas... Cada habitacion en nuestras moradas,deberia ser abierta diariamente a los saludables rayos del sol y el aire purificante deberia ser invitado a entrar. Esto prevendrá la enfermedad.

Si las ventanas estuvieran libres de persianas y cortinas pesadas, y fuera permitido que el aire y el sol entrasen libremente en las habitaciones oscuras, se veria el cambio que tendria en la salud fiisica y mental de los niños. El aire puro tendría una influencia vigorizante sobre ellos y el sol, portador de sanidad en sus rayos, los tranquilizaria y los alegraria haciéndolos felices, gozosos y saludables.
 

El Misterio de Curación Pág.209

Si queremos que nuestras casas sean moradas de salud y dicha, tenemos que situarlas en un lugar alto, fuera del alcance de los mismas y las neblinas de las tierras bajas, y, permitir que entren libremente en ellas los agentes vivificantes del cielo. No haya pesadas cortinas, ni enredaderas que, por muy hermosas que sean, hagan sombra a las ventanas; ábrase éstas y sus persianas, y no se deje que crezcan árboles tan cerca de la casa que quiten la luz del sol. El sol podrá ajar cortinas y alfombras y deslucir los marcos de los cuadros, pero en cambio hermoseará con los colores de la salud las mejillas de los niños.
 

El Ministerio de Curación, Págs. 203 - 204

El ejercicio al aire libre deberia recetarse como necesidad vivificante; y para semejante ejercicio no hay mejor que el cultivo del suelo, Déselas a los pacientes unos cuadros de flores que cuidar, o algún trabajo que hacer en el vergel o en la huerta. Al ser alentados a dejar sus habitaciones y pasar una parte de su tiempo al aire libre, cultivando flores o haciendo algún trabajo liviano y agradable, dejarán de pensar en sí mismos y en sus dolencias.

El Ministerio de Curación. Págs, 204 - 205

Al aire libre, entre las obras de Dios y respirando el aire fresco y tónico, será más fácil hablar a los enfermos acerca de la vida nueva en Cristo. Alli se les puede leer la Palabra de Dios. Allí puede la luz de la justicia de Cristo brillar en corazones entenebrecidos por el pecado.

El Ministerio de Curación. Pág. 203

Para los enfermos crónicos nada hay tan eficaz para devolver la salud y la felicidad como vivir entre las bellezas del campo. Alli los más inválidos pueden sentarse o acostarse al sol a la sombra de los árboles. Con sólo alzar los ojos ven el hermoso follaje. Una dulce sensación de quietud de refrigerio se apodera de ellos al oir el susurro de las brisas. El espíritu desfalleciente revive, la fuerza ya menguada se restaura.

Inconscientemente el ánimo se apacigua, el pulso febril vuelve a su condición normal. Conforme se van fortaleciendo, los enfermos se arriesgan a dar unos pasos para arrancar algunas de las bellas flores, preciosas mensajeras del amor de Dios para con su afligida familia terrenal.
Consejos sobre la Salad. Pág. 57

Los cuartos que no se exponen a la luz y al aire, se humedecen. Las camas y las sábanas se humedecen también, y se contamina la atmósfera, porque no ha sido purificada por la luz ni el aire. Las alcobas especialmente, se deben ventilar y mantener su ambiente saludable por medio de la luz y el aire.

Deben levantarse las persianas durante varias horas cada día, y correrse las cortinas y todas las piezas mantenerse cuidadosamente ventiladas. No se debe permitir que nada destruya la pureza de la atmósfera. Las alcobas deben ser amplias y arregladas de tal manera que el aire circule libremente por ellas día y noche. Los que han excluido el aire puro de sus dormitorios deben cambiar inmediatamente su curso de acción. Deben permitir que aumente gradualmente la circulación del aire en sus casas hasta que se habitúen a ella tanto en el invierno como en verano, sin que corran el riesgo de resfriarse. Para que los pulmones se mantengan saludables, hay que respirar aire puro.
 

Consejos para la Salud, pág. 58.

Los árboles y arbustos que crecen en profusión muy cerca de la casa son perjudiciales para la salud, porque obstruyen la libre circulación del aire y no permiten la entrada de los rayos del sol. Como consecuencia, la casa se vuelve húmeda. Durante las estaciones lluviosas, en especial, los cuartos de dormir se mantienen húmedos. Y las personas que los ocupan llegan a enfermarse de reumatismo, neuralgia y molestias pulmonares que generalmente termina en afecciones más serias. En general los árboles frondosos echan muchas hojas que, sino se limpian inmediatamente se descomponen y corrompen el ambiente. Un patio adornado de árboles y arbustos a prudente distancia de la casa ejerce una influencia alegre y saludable sobre toda la familia, si se los mantiene bien cuidados. En la medida de lo posible, se debe construir las casas en terreno secos y elevados.