Make your own free website on Tripod.com
LA ABSTINENCIA
Génesis 2:16,17"

Joyas de Los Testimonios, tome 1 pág. 417-418

La intemperancia comienza en nuestras mesas, par el consumo de alimentos malsanos. Después de un tiempo, por la complacencia continua del apetito, Los órganos digestivos se debilitan y el alimento ingerido no satisface. Se establecen condiciones malsanas y se anhela ingerir alimentos más estimulantes. El té, el caté y la carne producen un efecto inmediato. Bajo la influencia de estos venenos, el sistema nervioso se excita y en algunos cases, el intelecto parece vigorizado momentaneamente y la imaginación resulta más vivida. Pero el hecho de que estos estimulantes producen resultados pasajeros tan agradables, muchos piensan que los necesitan realmente y continúan consumiéndolos. Pero siempre hay una reaccion. El sistema nervioso, habiendo sido estimulado, indebidamente, obtuvo fuerzas de Las reserves para empleo inmediato. Todo este pasajero fortalecimiento del organismo va seguido de una depresión.

En la misma proporción en que estos estimulantes vigorizan temporalmente el organismo, se producirá una pérdida de fuerzas de los órganos excitados después que el estimulo pasa. El apetito se acostumbra a desear alga mas fuerte, lo cual tenderá a aumentar la sensación agradable, hasta que satisfacerlo llega a ser un hábito y de continuo se desean estimulantes más fuertes, como el tabaco, Los vinos y licores. Cuanto más se complazca el apetito, tanto más frecuentes serán sus demandas, y más difícil dominarlo. Cuanto más se debilite el organismo y menos pueda pasarlo sin estimulantes antinaturales, tanto más aumentará la pasión par esas cosas, hasta que la voluntad quede avasallada y no tenga la fuerza para negarse a satisfacer el deseo malsano.
 

La Temperancia, pág. 121.

La intemperancia en el verdadero sentido de la palabra, esta en la base de la mayor parte de Las enfermedades de la vida, y anualmente destruye decenas de millares. Porque la intemperancia no se limita al uso de licores embriagantes; tiene un sentido más amplio, e incluye la complacencia dañina de cualquier apetito o pasión.
 

Chistian Temperance and Biblie Hygiene, pág 37.

A través del apetito, Satanás controla la mente y todo el ser. Miles que han vivido, han pasado a la tumba siendo ruinas físicas, mentales y mortales debido a la complacencia del apetito. La necesidad de Los hombres de esta generación recurrir a la ayuda del poder de la voluntad, fortalecida por la gracia de Dios, a fin de resistir el apetito pervertido, es mucho mayor de lo que lo era varias generaciones atrás. Pero la generación actual tiene menos control propio que los que vivieron entonces,. Aquellos que se complacen en consumir esos estimulantes transmiten sus apetitos depravados a sus hijos, y ahora se requiere mayor poder moral para resistir la intemperancia en todas sus formas. El único curso perfectamente seguro es mantenerse firme. observando una temperancia estricta en todas Las cosas. y nunca aventurarse en la senda del peligro. Aquellos que dan rienda suelta al apetito les es imposible obtener la perfección cristiana.
 

Joyas de Los Testimonios, tome 1, pág. 419.

El principal motivo que tuvo Cristo para soportar aquel largo ayuno en el desierto, fue enseñarnos la necesidad de la abnegación y la temperancia. Esta obra debe comenzar en nuestra mesa, y debe llevarse estrictamente a acabo en todas Las circunstancias de la vida. El Redentor del mundo vino del cielo para ayudar al hombre en su debilidad, para que, con el poder que Jesús vino a traerle logrará fortalecerse para vencer el apetito y la pasión, y pudiese ser vencedor en todo.
 

Healthful Living, pág. 114.

Qué cura seria aconsejable para una persona que complace de esa manera a un hábito que es reprochado aún par Las bestias del campo?. La Palabra de Dios lo ha denunciado: Ningún borracho entrará en el reino de Dios Qué sería recomendable para curar un apetito tal? Ud. no diria, "Puede usar bebida fuerte moderadamente. Continúe dentro de Los limites, pero nunca se entregue a Los excesos: "En lugar de eso, Ud. diría. "No existe la posibilidad de ayudarle a menos que Ud. coopere completamente con mis esfuerzos y se comprometa a guardar una abstinencia total. Mediante la complacencia, Ud. ha convertido su hábito en una segunda naturaleza y éste no podrá ser controlado a menos que el poder moral sea despertado y Ud. mire a Jesús, confiando en la gracia que él le dará para vencer este deseo antinatural." Ud. ha perdido el dominio de sí mismo. Su propia complacencia no es solamente un pecado mortal, sine que se ha convertido en una enfermedad fisica. Ud. no se pertenece; es propiedad de Dios. El le ha comprado aun precio infinito, y cada una de sus facultades ha de ser empleada en su servicio. Conserve su cuerpo en una condición saludable para hacer su voluntad. Mantenga su mente clara y activa para que pueda pensar con sinceridad y sensatez y controlar todas sus facultades".
 

Chistian Temperance and Biblie Hygiene, pág. 34.

Todos esos irritantes nerviosos están agotando Las fuerzas vitales, y la inquietud causada par unos nervios destruidos, la debilidad mental, el progreso espiritual. Entonces, no deberían aquellos que abogan par la temperancia y la reforma estar despiertos para contrarrestar los males de esas bebidas dañinas?. En algunos casos es tan difícil romper con el hábito del té y el caté como lo es para el adicto al alcohol, el descontinuar su uso. El dinero gastado en té y café es peor que desperdiciado. Estos, sólo causan un daño continuo al que los usa. Aquellos que usan té, café, opio, y alcohol, pueden algunas veces vivir hasta alcanzar la vejez, pero este hecho no es un argumento en favor del uso de esos estimulantes. Lo que esas personas podrían haber logrado, pero fallaron en alcanzar a cause de sus hábitos intemperantes, solamente el gran día de Dios lo revelará.
 

Patriarcas y Profetas pag. 605..
 

La verdadera temperancia enseña a abstenernos por completo de todo lo perjudicial, y a usar cuerdamente lo que es saludable.
 

El Ministerio de Curación pag I80

La intemperancia en el comer es a menudo causa de enfermedad, y lo que más necesita la naturaleza es ser aliviada de la carga inoportuna que se le impuso. En muchos casos de enfermedad, el mejor remedio para el paciente es un corto ayuno, que omita una o dos comidas, para que descansen los organos rendidos por e l trabajo de la digestión . Muchas veces el seguir durante algunos dias una dieta de frutas ha proporcionado gran alivio a personas que trabajan intelectualmente; y un corto periodo de abstinencia, seguida de un régimen alimenticio sencillo y moderado, ha restablecido al enfermo por el solo esfuerzo de la naturalaza. Un rógimen de abstinencia por uno o dos meses convencerá a muchos pacientos de que la sobriedad favoroce la salud.
 

Consejos robre el Regimen Alimenticio pag 486

Nosotros somos reformadores en pro de la salud, qua tratamos de regresar, hasta donde sea posible, al plan original de temperancia establecido por el Señor. La temperancia no consiste meramente en abstenerse de las bebidas alcohólicas y el tabaco, ambos intoxicantos. Tiene un ambito mayor que éste. Debe regular lo que comemos.
 

Chistian Temperance and Biblie Hygiene, pags. 33-34.

Donde quiera que vamos encontramos el devoto del tabaco debilitando tanto el cuerpo como la mente con su acariciada indulgencia. Tienen derecho los hombre de privar a su Creador y al mundo del servicio que le deben?. El tabaco es un veneno lento o insidioso. Sus efectos mas difíciles de limpiar del sistema que los del licor. Encadena a la víctima con grillos de esclavitud, aún más fuerte que los de la copa intoxicante. Es un habito desagradable, degradando al que lo practica y ocasionando molestias a otros. Rara vez pasamos por una multitud sin que haya hombres que exhalan su aliento venenoso en nuestras caras. Es desagradable, si no dañino, permanecer en el vagon de un tren o en una habitación donde la atmosfera está impregnada con las emanaciones del alcohol y el humo del tabaco. Es honesto contaminar de esa manera el aire que otros deben respirar?.
 

El Evangelismo, pag 195.

Los hombros y mujeres tienen muchos hábitos que son antagonicos con los principios de la Biblia. Las victimas de las bebidas fuertes y del tabaco están corrompidas, en cuerpo, alma y espiritu. Tales personas no deben ser recibidas en la iglesia hasta que den evidencia de que están verdaderamente convertidas, que sienten la necesidad de la fe que obra por el amor y purifica el alma. La verdad de Dios purifica al verdadero creyente. El que está plenamente convertido abandonará todo hábito y apetito envilecedor. Por una abstinencia total vencera su deseo de las complacencias destructoras de la salud.
 

Medical Ministery pag 221.

La distinción entre la prevención y la cura no se ha hecho lo suficientemente importante. Enseñad a la gente que es mejor saber cómo conservarse bien que saber cómo curar la enfermedad. Nuestros médicos deberían ser sabios educadores, advirtiendo en contra de la complacencia propia, mostrando que la abstinencia de las cosas que Dios ha prohibido es la única manera de prevenir la ruina del cuerpo y de la mente.
 

Chistian Temperance and Biblie Hygiene, pag. 27.

Dios siempre honra lo correcto. Los jovenes mas promisorios de todas las tierras subyugadas por el conquistador habian sido reunidos en Babilonia, sin embargo, entre todos ellos los cautivos hebreos no tenian rival. La forma erecta, el paso firme y elastico, el rostro hermoso, los sentidos claros, el aliento limpio -todos.constituían certificado de buena salud- la insignia de la nobleza con la cual la naturaleza honra a aquellos que son obedientes a sus leyes.
 

La Temperancia, pag. 52.

Los pulmones de los niños sufren y se enferman al inhalar la atmósfera de una habitacion envenenada por el aliento corrompido del que usa tabaco. Muchos niños se envenenan inevitablemente al dormir en las camas con sus padres, fumadores. Al inhalar los efluvios venenosos del tabaco, arrojados de los pulmones eliminados por los poros de la piel, el organismo del niño se llena de veneno. Mientras que en algunos ninos actua como un veneno lento y afecta el cerebro, el corazón, el higado y los pulmones, que se van debilitando y desmejorando paulatinamente, en otros tiene una influencia más directa, produciendo espasmos, ataques. parálisis y muerte repentina.
 

Healthful Living, pág. 112.

Algunos pueden intoxicarse con vino y sidra tan ciertamente como con bebidas más fuertes, y la peor clase de embriaguez es producida por las llamadas bebidas suaves. Las pasiones son más perversas.
 

La Temperancia, pgs. 89

Si algo hace falta para apagar la sed, el agua pura tomada poco antes o después de la comida es todo lo que la naturaleza requiere. Nunca te, café, cerveza, vino o ninguna bebida alcoholica . El agua es el mejor liquido de que disponemos para limpiar los tejidos.
 

Conjos sobre el Régimen Alimenticio, pag. 26S.

Más o menos en el tiempo del primer advenimiento de Cristo, el ángel Gabriel visito a Zacarias con un mensaje similar al que habia sido dado a Manoa. Al anciano sacerdote se le dijo que su esposa tendría un hijo, que se llamaría Juan . "Y -dijo el angel- tendras gozo y alegria, y muchos se regocijaran de su nacimiento; porque será grande delante de Dios, no beberá vino ni sidra y será lleno del Espirtu Santo". Juan 1:15 Este niño de la promesa habría de criarse con los habitos de temperancia más estrictos. Se le iba a confiar una obra importante de reforma que consistiria en preparar el camino para Cristo.
 

Consejos Sobre el Régimen Alimenticio, pág 506

El cafe comporta una complacencia dañina. Si momentáneamente excita la mente a una acción inusitada, el efecto posterior es agotamiento, postración, paralisis de las facultades mentales morales y fisicas. La mente se enerva, y a menos que por un esfuerzo determinado se venza el hábito, la actividad del cerebro se disminuye en forma permanente.
 

Testimonies, tomo 4, pag. 578.

Cuando ha habido un extravío de la senda correcta, es dificil el regreso. Se han removido las barreras, la protección se ha destruido. Un paso en la dirección equivocada prepara el camino para el siguiente. Un sólo vaso de vino puede abrir la puerta a la tentacion que puede conducir al hábito de la embriaguez.