Make your own free website on Tripod.com


La validez de un instrumento de medición



La esencia de la validez del IMES se centra en el grado de seguridad en que cada pregunta identifica una acción negativa o positiva presente en un sujeto. Se espera que la herramienta sea muy segura en identificar ese algo y no otra cosa. El grado de seguridad en que la herramienta identifica ese algo, constituye el grado de validez del instrumento de medición. El IMES en la experiencia de prueba mostró ser válido en un promedio de 96,3% de las veces para identificar el potencial de acciones negativas presentes en un sujeto tales como: robo, discriminación, mentira, envidia, adulterio, actos hirientes y muerte.


Para controlar si existe realmente en el sujeto el acto negativo o positivo que identifica el IMES y no se está cometiendo un error de medición, se debe utilizar un segundo cuestionario llamado cuestionario de control(1), El cuestionario de control se aplica inmediatamente después de aplicar el IMES, este cuestionario sirve para indagar y confirmar la tendencia del sujeto a cometer actos positivos o negativos.


Luego mediante una prueba de correlación estadística se procedió a comparar las calificaciones de todos los sujetos en los dos cuestionarios, el cuestionario IMES y el cuestionario de control. El valor resultante en la correlación puede oscilar entre cero (0,0) y cero punto noventa y nueve (0,99) con tendencia a uno (1,0), entre más cercano a uno (1,0) el valor de la prueba, más válido será el instrumento para medir potencialmente acciones negativas o positivas en el sujeto. La siguiente es la cronología de la validación del IMES:



Prueba NumeroTamaño de la MuestraNivel de Validez
0menos de 30 sujetosmenos de 0,5
1430,505
2860,610
3940,740
4920,929
5470,980
6690,955
7770,955

El promedio de validez del IMES en las últimas tres pruebas, las cuales superan el nivel de confianza convenido en ciencias sociale(2)es de 96,3%.

En la tercera columna de izquierda a derecha (nivel de validez), se observa que el nivel de correlación de las diferentes pruebas se comporta en dirección ascendente con tendencia a uno (1). Lo anterior indica que el IMES en forma progresiva iba reduciendo la posibilidad de que por error no registrara la tendencia potencial del sujeto a tener acciones negativas. Es decir la posibilidad de que el individuo a pesar de haber reconocido en el cuestionario de control que tenía tendencia a acciones negativas y el IMES no lo registrara así, era cada vez menor hasta alcanzar un nivel de probabilidad de error por debajo del 5%.

El bajo nivel de error del IMES (menor del 5%) en lo que respecta al error en no registrar acciones potenciales negativas en el sujeto, recomiendan a este instrumento como una herramienta válida para medir la tendencia del individuo a realizar acciones positivas o negativas, a la vez el IMES es válido para probar la capacidad de un antídoto para evitar en un sujeto la reproducción de la violencia.




1.Como cuestionario de control para preguntarle al individuo acerca de los valores, se utilizó el decálogo o los diez mandamientos presentados en La Biblia Jerusalén. Bilbao: Editorial Desclée de Brouwer, S.A, Exodo:20.

2.Roberto Hernández Sampieri & otros, Metodología de la investigación. México: Mc Graw hill, 1991, pg 377






















La confiabilidad de un instrumento de medición



El instrumento de medición IMES fue sometido a una prueba de confiabilidad, con el propósito de que sus resultados sean considerados con cierto grado de confianza. Lo confiable del instrumento hace referencia al nivel de concordancia que se espera, si la prueba se llegara a aplicar en dos fechas diferentes a los mismos sujetos, dejando pasar un tiempo prudente entre una prueba y la otra para que los sujetos no guarden en la memoria las respuestas. La comparación de las dos pruebas debe registrar una concordancia entre la calificación de la segunda prueba en relación con la calificación de la primera prueba, siempre y cuando no se hayan incorporado en los sujetos, durante el tiempo, un factor o antídoto que varíe las respuestas afectando la concordancia.


El IMES se sometió al tipo de prueba de confiabilidad llamada “Medida de Estabilidad” (confiabilidad por test-retest)(3), Esta prueba consiste en aplicar por primera vez el cuestionario a un grupo de sujetos, después se deja pasar un tiempo y se repite por segunda vez la prueba al mismo grupo. Se espera que el resultado de la segunda medida no cambie en relación con la primera prueba, a menos que también haya variado la situación en los sujetos.


Se procedió a realizar la prueba de confiabilidad; los cuestionarios aplicados a cada sujeto en las dos pruebas fueron calificados en una escala de (0) a (10) puntos, se encontraron los siguientes resultados: La diferencia máxima en la calificación de las dos pruebas fue de 3,0 puntos y la diferencia mínima de 0,0 puntos. La desviación estándar de la diferencia fue de 1,0 punto. El promedio de diferencia entre una prueba y otra fue de 1,0 punto.


Los datos anteriores señalan que el IMES tiene la tendencia a presentar resultados estables, la tendencia en la prueba es a mantener resultados semejantes, sin mucha variación. Se recomienda el IMES como un instrumento confiable, es decir si se mide hoy a unos sujetos, se deja pasar un tiempo y nuevamente se miden los mismos individuos, el IMES tiene la tendencia a mostrar los mismos resultados, a menos que haya sucedido algo particular que afecte la vida de los sujetos y en consecuencia a la medición.




3.Roberto Hernández Sampieri & otros, Metodología de la investigación. México: Mc Graw hill, 1991, pg 249.